diseño para móvil
UX: Las 10 claves antes de diseñar para móvil
03/02/2017
Cómo hacer que amen tu marca gracias al Service Design
12/08/2019

Falla rápido, falla barato

Uno de los mantras más conocidos del Design Thinking es «Falla rápido, falla barato».

Esto se aplica normalmente a las ideas. Esas maravillosas e increíbles ideas que todos tenemos o hemos tenido en nuestras vidas, y que sólo unos pocos se lanzan a hacerlas realidad.

En Design Thinking las ideas no tienen valor. Tú puedes pensar que tu idea es maravillosa, que «lo vas a petar» y que te harás de oro, pero en realidad es sólo una idea. Puede que al público no le guste, o no esté dispuesto a pagar, puede que tu idea muera antes de nacer porque no funcionó el equipo, porque no supiste delegar o porque no conseguiste capital.

Por eso es importante aprender a fallar barato.

¿Qué es eso de fallar barato? Lo resumiría en: haz un prototipo de tu idea que no te cueste tiempo ni dinero y sal a la calle. Haz entrevistas y descubre si es una idea que soluciona un problema real y si hay gente dispuesta a pagar (jamás preguntes ¿pagarías por algo así? la gente dirá que sí, únicamente por quedar bien contigo).

Como hablar (escribir) es gratis, vamos a poner un ejemplo. Nuestra última idea cumple muchas premisas:

  • Soluciona varios problemas reales
  • Crea una experiencia única e irrepetible
  • No hay otras soluciones en el mercado (lo cual no es necesariamente bueno)

Automaticamente podríamos pensar «lo vamos a petar». Pero ¿qué pasa si no hay clientes o si no conseguimos llegar hasta ellos? Así que antes empezar un desarrollo e invertir dinero en la programación y el marketing, decidimos testarla de la forma más barata que se nos ocurrió:

  • La plasmamos en un powerpoint, como si fuera un producto real
  • Se la ofrecimos a un potencial cliente

Inversión total: 3 horas de trabajo

El feedback recibido fue bueno. Tan bueno, que no tenemos desarrollada la idea y ya tenemos un cliente esperando.

Aplícalo a más ámbitos

Estamos en un mundo en el que recibimos más de 3.000 impactos diarios de publicidad. En un minuto 29 millones de mensajes son enviados por Whatsapp, cerca de 100.000 fotos son subidas a Instagram o 400 horas de videos se suben a YouTube.

En One Team no sólo fallamos barato cuando queremos testear una idea. Este mantra lo aplicamos, a veces, en acciones de marketing o en comunicación. Puede sonar a locura, pero no lo es.

Es mejor intentarlo y fallar, que no intentarlo porque piensas que no tiene la calidad necesaria. Fallar en redes sociales implica que tu publicación no ha generado suficiente repercusión para mejorar tus ventas.

Pero al menos habrás aprendido qué es lo que no beneficia a tu marca. Y mejor que haya sido con poca inversión que con un presupuesto muy alto.

Internet es un mar (lleno de tiburones)

Es fácil fallar en Internet. Al publicar, al lanzar un nuevo producto, un nuevo servicio, al intentar vender online,…

La época de Internet donde una pequeña web que vende botas de montaña y lo hace bien hasta convertirse en un grupo gigante (Barrabés) han pasado. Si ahora abres una tienda online que vende botas de montaña estarás compitiendo con 20 tiendas más, Amazon, Decathlon y un mar de tiburones.

Si acabas de nacer: vas a necesitar una inversión para ir posicionándote en un nicho y que la gente te vaya conociendo.

Si llevas muchos años: vas a necesitar una inversión para que no te roben la tostada el resto de tiburones. Porque ellos están invirtiendo en Diseño, Marketing, Branding, Experiencia de Usuario, Machine Learning y mejorando el servicio cuidando cada pequeña interacción entre la empresa y el cliente. Y eso… no es barato.

Confía en expertos

Amazon está cerca de cumplir 25 años. 25 años vendiendo online. Eso quiere decir que hace más de 20 años que esto dejó de ser «algo nuevo» o «el futuro». Que hay profesionales con experiencia sabiendo lo que hacen y que realmente te pueden ayudar.

Deja de enunciar frases como «esto me lo hace mi primo», porque es como pedirle a tu primo que te construya una casa. Puede que sepa de albañilería, pero eso no le convierte en arquitecto, jefe de obra, electricista, fontanero, diseñador de interiores, …

Ricardo - CEO & UX Designer
Ricardo - CEO & UX Designer
Experiencia de Usuario, Service Design y Design Thinking. Por sus venas corre el café, mucho café. Más café.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *