¿Por qué una empresa debe estar en Redes Sociales?
22/02/2016
5 cosas que las agencias no hacemos bien con nuestros clientes
07/03/2016

¿A quién debo delegar la gestión de mi negocio digital?

La cercanía y cotidianidad en el uso de las tecnologías ha conseguido que perdamos el miedo al uso de chismes, cacharros y cachivaches. Recuerdos remotos me traen a la memoria esa sensación de miedo por la posibilidad de romper algún aparato al tocar un botón que no debía y puedo recordar a mi abuelo hace ya 35 años manejar un reloj casio como si aquello fuera a explotar si tocaba dos botones al mismo tiempo.

En estos últimos años nos hemos familiarizado de tal manera con la tecnología, que esa relación de miedo o respeto a pasado al descaro y la desvergüenza. Tanto ha cambiado aquel desasosiego en el uso de tecnología que hoy en día nos encontramos en el polo opuesto, ahora somos absolutamente dependientes de ella hasta el punto de pensar en el móvil antes de abrir un ojo cada mañana. Tal es la naturalidad con que nos enfrentamos a los bytes que casi cualquier tarea que exija de una conexión a internet parece un juego de niños.

Adelanto que la intención principal de esa entrada y casi diría de mi trabajo, consiste en enseñar a diferenciar entre labores personales frente al móvil o el ordenador y labores relacionadas con tu negocio o empresa, espero que estas últimas tareas profesionales tengan unos objetivos bien definidos, si aun no los tienen, ha llegado el momento marcar esos objetivos y saber si el tiempo invertido ha merecido la pena.

Todos tenemos un primo, cuñado, amigo o vecino al que llamamos “informático” y con ese título tiene todo el derecho, conocimiento y autoridad para ejercer labores didácticas sobre la gestión del Facebook de mi tienda o la web de mi taller. Pero también es suya la autoridad y sobre todo la responsabilidad de comunicarnos que la gestión online de tu empresa es una tarea que abarca  muchas áreas y que se necesita de mucho tiempo y bastante interés para poder sacar un rendimiento, tanto económico como de imagen de marca

Con esto no quiero frenar la ilusión de muchos empresarios por aprender a crear su web o a gestionar las redes sociales de su negocio, muy al contrario. Quiero que sean conscientes de que en la búsqueda del éxito, esa responsabilidad les va a exigir tiempo y dedicación. ¿Cómo si no van a saber si las visitas de su web se convierten en ventas? o de si su última campaña en adwords ¿fue un éxito o fue dinero regalado a google?

Si no puedes dedicar el suficiente tiempo para que tu negocio esté en internet de una forma óptima, lo mejor será que dejes otras tareas y te pongas a estudiar para conseguir esa rentabilidad online. Si no dispones de ese tiempo, lo mejor será esperar a tenerlo, pero como la prisa es una fatal consejera, si te urge estar en internet contrata a un profesional que se ocupe de mejorar tu presencia en internet o al final vendrá el lobo disfrazado de mala reputación online y será entonces cuando el miedo a la tecnología llegue sin avisar.

¿Llevas la gestión de tu empresa en el medio online y te está funcionando?  ¿Cómo fue la curva de aprendizaje? Comparte con nosotros tu experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *