¿A quién debo delegar la gestión de mi negocio digital?
29/02/2016
¿Necesita mi empresa un plan de comunicación?
14/03/2016

5 cosas que las agencias no hacemos bien con nuestros clientes

Quiero romper una lanza en favor de nuestros clientes. Los de One Team y los de todo el mundo. Porque es muy cómodo quejarse de sus decisiones de diseño o de lo mucho que rascan un presupuesto, pero ¿qué estamos haciendo para evitar que eso ocurra?

  1. Vamos de moda en moda: Hoy vas al cliente y le dices “¡tienes que estar en las Redes Sociales!”, mañana vamos con “¿tu web no es responsive?”, al día siguiente “¡parallax! ¡mira cómo se mueve!” y así estamos desde “lo quiero todo en flash”. ¿Qué ocurre? Pues que el cliente nos ve como unos vendedores de pantalones y que al final siente la necesidad de opinar y de dar su criterio: “yo es que siempre he sido de pata de elefante, de los que arrastras los bajos por el suelo, muy de los 90 y la ruta del bakalao”.
  2. Nos explicamos fatal: SEO, ROI, UX, HTML, RRSS, PHP, Service Design, WP, Lean Startup, SCRUM,… ¿en serio? ni mi coche japonés lleva tantas siglas indescifrables. Hay un elemento clave detrás de cada sigla, está claro. Pero hay que saberlo explicarlo y venderlo. Ese es nuestro reto, no el del cliente.
  3. Se nos llena la boca: “Y estará bien posicionada en buscadores y llevará usabilidad con vitaminas de redes sociales y además te va a salir muy barato porque te lo hago todo yo”. Le has dicho las cuatro palabras clave de moda en el mundillo para terminar haciéndole un WordPress con una plantilla y meterle cuatro plugins. Eso te perjudica a ti, a tu cliente y al resto de proveedores. Y a la larga hace que los clientes pongan en duda cada una de nuestras palabras y que no confíen en nosotros.
  4. Nos olvidamos de tener un valor diferencial: Esto es especialmente importante cuando te piden una propuesta y no eres el único proveedor que la presenta. Si vas a ofrecer al cliente lo mismo que los demás, no esperes que luego te trate distinto.
  5. No damos un golpe en la mesa: Si nosotros hacemos una propuesta económica que consideramos justa y al cliente no le gusta, que se busque otro proveedor. Si realmente está interesado en trabajar con nosotros hará el esfuerzo de pagarnos lo que corresponde. Si te regatea, es que no te valora. Si planteamos una solución después de trabajar junto a él y nos empieza a pedir cambios por capricho, hay que golpear la mesa y plantarse. ¿Si un cirujano hace una operación le pedimos que nos vuelva a abrir para mover unas grapas? ¿Qué nos diría si se lo pedimos? Como expertos digitales no planteamos una solución por capricho, la planteamos porque consideramos que es lo mejor para el cliente.

Voy a ser el primero, voy a decirlo alto y claro: LA CULPA ES NUESTRA.

¿Alguien más quiere levantar la mano?

Ricardo - CEO & UX Designer
Ricardo - CEO & UX Designer

Experiencia de Usuario, Service Design y Design Thinking. Por sus venas corre el café, mucho café. Más café.

2 Comments

  1. Algunos llevamos bastante tiempo diciéndolo, pero parece que la Experiencia de usuario sigue teniendo un problema de experiencia de usuario a la hora de transmitir su valor a los clientes. 🙂

    • Ricardo - Experiencia de Usuario (UX) y estrategia digital dice:

      Es la eterna “pelea”, Sergio. Es una disciplina tan compleja y que abarca tantos campos que resulta muy dificil simplificarla en una definición que venda y se entienda.

      Al final parece que vendemos magia negra jajajaj

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *